Posición, recomendaciones y acciones de FAGDUT frente a la Pandemia Coronavirus

El Coronavirus, hecho inédito en la historia de la humanidad, nos afecta sin distinción de género, raza, credo o religión. Surge con infectados, muertos, voces y silencios explicaciones variadas, búsqueda de causas, consecuencias, preguntas y respuestas provisorias en base a principios. 

Desde FAGDUT, y junto a otros hermanos y hermanas trabajadores, sostenemos que es la primera crisis histórica que nos afecta a nivel espacio y tiempo, tiene consecuencias en casi todos los países del mundo y es un proceso simultáneo que incluye a toda la especie humana afectando de modo particular y mayor a los más empobrecidos, descartados del sistema y los adultos mayores. 

Por estas razones y como gremio FAGDUT con sede y representación en las 31 Facultades Regionales y el Instituto Nacional del Profesorado Técnico, tenemos la responsabilidad de hacer uso público de nuestra razón y vida y expresar nuestra posición ante la pandemia.  

La siguiente manifestación la hacemos porque somos parte de un sistema educativo nacional y provincial que nos incluye, desde el nivel inicial hasta el superior. Lo hacemos como parte de una política de inter-claustro porque, más allá de la representatividad de nuestros consejeros superiores por un claustro, sus responsabilidades de gobierno, incluyen a toda la universidad que tiene como uno de sus principios el co-gobierno, desde una mirada amplia, solidaria, flexible, que prioriza la vida digna por sobre la economía. 

Por estas razones cuando expresamos que el principio orientador, la dimensión ético-política, es “Ni uno/a menos”, nos referimos a la construcción de una sociedad justa, que nos invita a todos a construir y preparar la mesa común. Nosotros como servidores de lo público tenemos la responsabilidad indelegable de prepararla y servirla para que compartamos los mismos alimentos

Por las razones expresadas nuestra propuesta incluye las distintas dimensiones que atraviesan el coronavirus y no estamos dispuestos a dar respuestas reduccionistas a preguntas que corren el riesgo de fragmentar la realidad social y generar mayores diferencias en una crisis que nos necesita en el mismo barco, por eso FAGDUT, rechaza enfáticamente ser el “Arca de Noé”.

Desde FAGDUT, históricamente, participamos activamente en todos los debates que se dan en el seno de la sociedad, aquí también bregamos en que podamos vencer al Coronavirus en todas sus causas, consecuencias y dimensiones: ético-políticas, epidemiológica, alimentaria, jurídica y pedagógico-didáctica. Lo hacemos de un modo integral, y por eso las realizamos atendiendo, las normas nacionales, provinciales y las ordenanzas y resoluciones de nuestro Consejo Superior en base a las funciones que el estatuto de la universidad tecnológica nacional reserva a nuestra institución. Todo ello sostiene y otorga la legalidad y legitimidad de las decisiones que venimos tomando. 

Para FAGDUT, el Convenio Colectivo de Trabajo, es un punto central en nuestra agenda, por esa razón tenemos plena participación en la paritaria salarial y la particular. Trabajamos para la pronta y mejor implementación del mismo de tal manera que garanticemos el reconocimiento pleno de nuestros derechos y responsabilidades académicas y políticas.  

Atendiendo a las dimensiones que anticipamos como bases para una mirada integral, las identificamos con los siguientes incisos:

  1. Dimensión ético-política: estamos de acuerdo con el principio establecido de modo consensuado por el gobierno nacional en cuanto a que la prioridad en la pandemia es la preservación de la vida digna para las y los argentinos, especialmente con los más afectados y descartados del sistema capitalista que nos afecta, pero de un modo impiadoso a los más empobrecidos como también a nuestros jubilados.
  2. El principio ético es la Justicia Social para el reconocimiento pleno de nuestros derechos. Gobernamos la realidad como conocedores y servidores de lo público que requiere ser utilizado por todos de modo común para terminar con la cultura del descarte y recuperar un estado presente. Este objetivo necesita, ser trabajado desde las bases, que es distinto a realizarlo para ellas. Como dijeron algunos hermanos latinoamericanos con responsabilidades de gobierno, “el poder se ejerce escuchando y obedeciendo, saliendo de uno mismo y luchando contra los que hacen campaña para ensanchar sus individualidades e individualismos”.
  3. Desde lo epidemiológico (salud) escuchamos a los que saben del tema y tienen el oído puesto en la sociedad, sabiendo que lo primero, en una situación de pandemia es la vida humana y su cuidado, porque ella es lo único que no se recupera. Desde FAGDUT, trabajamos, acompañamos y apoyamos el trabajo de DASUTEN y simultáneamente proponemos soluciones urgentes a lo que consideramos prioridades como el acompañamiento psicológico y psiquiátrico para los que lo venían realizando, Y los y las que por la situación que estamos atravesando, necesitan especialmente de este acompañamiento. Esto requiere una visión integral de la salud definida claramente.
  4. Hablamos de la dimensión política porque coincidimos que ella radica en recordar que somos hombres y mujeres comunes con capacidad y empatía para ponernos en lugar del otro y comprender lo público como un lugar que requiere del uso común e igualitario para todos/as.
  5. Desde lo pedagógico-didáctico apoyamos a cada docente y nos convocamos para continuar pensando juntos, qué conocimientos construimos, cómo, con quiénes y para qué. Hablamos de un proceso en su integralidad. La amplitud y los factores intervinientes en lo educativo son complejos, y se fundamenta en la confianza, Freire diría en la “amorosidad”. La relación pedagógica y el vínculo son fundamentales en la recuperación del sentido y el fin de la educación que trasciende el carácter efímero e instrumental, de ser “empleables exitosos”. La educación es un proceso de humanización, en la que todos y todas aprendemos, evaluamos y enseñamos. Pedagogía y política son las caras de una misma moneda. De hecho, al finalizar cada clase, nos preguntamos en qué podemos o necesitamos mejorar para la siguiente y qué aspectos creemos que resultaron positivos. El proceso formativo tiene dimensiones que hace muchos años tienen aciertos y dificultades en su modalidad presencial y virtual. Esta modalidad, es un instrumento más, que en esta situación cobró relevancia y se priorizó para conservar el vínculo. En este sentido desde FAGDUT, ratificamos la importancia de confirmar todas las etapas del proceso utilizando las herramientas sugeridas y posibles, que son las que la institución tiene, más conocimientos y las condiciones para prestar un mejor acompañamiento a todos y todas. Pero habilitando que cada cátedra en base a sus conocimientos pueda utilizar otras plataformas que se consideren pertinentes para garantizar la integralidad del proceso. FAGDUT apoya el uso de la virtualidad como alternativa posible para mantener el vínculo, pero defenderá siempre la presencialidad que permite el reconocimiento del “rostro del otro”. Es importante que las inversiones en equipamiento tecnológico realizado por cuenta del docente, luego de la pandemia, la universidad permita las clases a distancia como práctica docente aceptada. 
  6. Desde nuestros derechos y responsabilidades y como lo anticipamos, continuaremos trabajando para la urgente y necesaria implementación del art. 73 del CCT, de tal modo de garantizar los derechos plenos para que los docentes interinos (que reúnan las condiciones que marca la Ley) accedan a la carrera académica con derechos plenos como claramente se expresa por nota elevada al Consejo Superior. Y el necesario cumplimiento de art.20 del CCT para el cual FAGDUT abrió una línea de créditos especiales que garanticen el pleno cumplimiento del mismo, como claramente lo expresó el Secretario General de FAGDUT. Además, continuaremos profundizando las políticas de igualdad de género, y ocuparnos de nuestros jubilados para continuar el camino de construcción a una sociedad que no admite discriminaciones de ningún tipo. 
  7. Desde lo humano, otro de los temas que nos ocupa y preocupa es la cuestión de haber puesto a disposición de la continuidad pedagógica: el hogar, el mayor tiempo de trabajo restado a la familia, nuestra casa se convirtió en nuestro ámbito de trabajo, nuestra aula y nuestro orgullo. En este mismo sentido requerimos cómo garantizar el acceso y calidad de las clases virtuales para quienes tienen menos recursos, ampliar el acceso a herramientas tecnológicas para quienes no cuenten con ellas, haciendo hincapié también en la conectividad gratuita a los portales educativos. Así como hay muchos estudiantes que no disponen de una computadora o acceso a internet, también hay muchos docentes en esa situación. El teletrabajo sigue siendo complicado para algunos docentes ya que no todos cuentan con los insumos necesarios. Por eso delegamos el reclamo a las autoridades para que desde la gestión se puedan otorgar las soluciones y/o los recursos necesarios.
  8. Desde lo jurídico ratificamos la ley 25326 de protección de datos personales, basada en el art 43 de la constitución Nacional. “La presente ley tiene por objeto la protección integral de los datos personales… u otros medios técnicos de tratamiento de datos, sean éstos públicos o privados destinados a dar informes, para garantizar el derecho al honor y a la intimidad de las personas, así como también el acceso a la información que sobre las mismas se registre.
  9. En este sentido el secretario adjunto de FAGDUT, expresó en la Comisión Paritaria Particular: “Llevamos prioritariamente la voz de los docentes de la UTN no sólo a la Paritaria Salarial Nacional representada por nuestro gremio, sino también a la Paritaria Particular, ya que nuestro mayor compromiso es con los docentes de la UTN cuyos derechos defendemos en todos los ámbitos”. 

De esta manera FAGDUT demuestra, una vez más, su compromiso para con la sociedad, la comunidad tecnológica y el conjunto de los trabajadores formales y no formales, con posicionamientos, recomendaciones, acciones concretas y comprobables que atienden integralmente y de modo amplio la pandemia COVID 19 en todas sus dimensiones, causas y consecuencias. 

Comisión Ejecutiva Nacional de FAGDUT

Categoría: 

Somos docentes que, unidos por el mismo espíritu de la democracia, comprometidos por el futuro de nuestra universidad y críticos de la realidad, nos unimos para ofrecer una alternativa sólida en lo que hace a temas prioritarios del quehacer docente.

Dónde Estamos

FAGDUT
Zeballos 1360
Rosario, Santa Fe
Argentina

Contáctenos

Tel: (0341)4247475/4265733
Cel: (0341)156-816648
Correo: contacto-fagdut@fagdut.org.ar

Horarios de Atención

Durante enero atención de lunes a viernes de 9 a 13hs.


Instituto FAGDUT

Lista Blanca Tecnológica - Nro. 1